Se basa en la observación de comportamientos bajo un supuesto de lo que la persona hace y no basándose en su trayectoria académica o experiencia laboral específica.

Te apoyamos a minimizar cualquier tipo de sesgo de evaluación, dando a tu organización una visión más clara y objetiva sobre las habilidades y capacidades de los candidatos.

Las habilidades las evaluamos a través de 5 grupos de competencias predefinidas, con denominadores en común y que de ser necesario, se adaptan a la cultura de cada organización y a su modelo de negocio.

Entre los principales beneficios al aplicar la metodología del Assessment están:

  • Aumentar la validez predictiva en el proceso de evaluación y selección.
  • Valorar aspectos realmente observables lo más cercano a la realidad lo que representa una evaluación más objetiva.
  • Se puede utilizar tanto en procesos de contratación como en programas de formación, desarrollo e identificación de potencial.
  • Los resultados demuestran lo que la persona hace y no lo que dice que hace.
  • Puede ser grupal o individual.
  • Facilita la autoevaluación del candidato.

Suscríbete a nuestro Newsletter